Incombustible pasión por la narrativa

por el 18/05/17 at 3:24 pm

Ya empieza a circular  el libro “Contando quiero decirte”,  una selección de cuentos de cinco autores dominicanos, en plena capacidad creativa, que aspiran a seguir desarrollando su  firme vocación literaria.

Me refiero a Luis R. Santos, Rafael Peralta Romero, Rafael García Romero, Avelino Stanley, y a quien escribe estas líneas, Emilia Pereyra.

Nos causa satisfacción poder  ofrecer diversas perspectivas de escritura, pues cada uno de nosotros aporta en este libro habilidades,  sensibilidad creativa y   peculiares puntos de vista en el arte de narrar.

En el libro se pueden encontrar los cuentos “Carga fúnebre”, “El bocal de seis flores”, “Quiero tanto a Miki” y “Luna de miel”, de García Romero. También “Diablo azul”, “La maldición”, “Paciente paciente” y “La palabra más importante”, de Peralta Romero.

Además, “Zapatos de espuma”, “Hecho consumado”, “Corazón de viento”  y “Noche de miradas grises”, de esta autora;  y “El otro círculo”, “Tienes que matar el perro”, “La extraña asesina” y “Mi gran abuelo”, de Luis R. Santos.

Otros cuentos incluidos son “La máscara del tiempo”, “Danza de las llamaradas”, “La carretera” y “Nudos”, de Avelino Stanley.

Viaje literario

A lo largo de los años, hemos sido compañeros y amigos del viaje literario, de ese dilatado recorrido que ha marcado nuestras vidas.  Hemos tenido la oportunidad de compartir en espacios públicos y privados, de hacernos amigos y querernos.

En el plano de la creación  es precisamente nuestro hacer, nuestra pasión irreductible por la escritura lo que nos ha llevado a continuar narrando historias de ficción o inspiradas en  hechos reales.

A menudo nos preguntan por qué escribimos. No puedo responder por cada uno de mis amigos y compañeros escritores, pero de seguro tienen motivos poderosos.

En mi caso he dicho y repito que escribo porque no podría hacer otra cosa. Es el oficio que más me complace y desafía. Empecé a ejercerlo en la adolescencia, en un pequeño diario, en mi habitación de la  casa materna en la sureña  Azua,  ciudad polvorienta  y calurosa, cuyo entorno me obsequió el argumento de  la primera novela que intenté escribir y que finalmente logré publicar.

Desde aquellos felices años de mis inicios literarios, en mi terruño,    no ha dejado de seducirme el  universo que vislumbro detrás de las ideas de escritura que me asaltan con frecuencia y que finalmente determinan que escriba un cuento, una novela y un ensayo y hasta un texto periodístico.

Estoy segura de que cada uno de estos autores mantiene un firme compromiso con la escritura, como yo, y el resultado es que estamos contentos y  emocionados, publicando un libro que refleja esa voluntad, ese fuerte nexo con el arte literario, nuestra incombustible pasión por la narrativa,  lo cual  garantiza que de seguro continuaremos produciendo otras obras literarias.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud