La incontinencia tuitera de Trump

por el 28/05/17 at 2:28 pm

El increíble e hiperactivo Donald Trump ha convertido a Twitter en su principal canal de comunicación desde la presidencia de los Estados Unidos,  lo cual  le permite mantener un flujo de información por una  sola vía.

Es decir, el poderoso gobernante puede decir lo que quiere, como quiere y cuando  quiere, desde  su teléfono, sin depender de los medios de comunicación, que lo irritan con frecuencia con sus preguntas  y críticas.

Sin embargo,  los deslices de  Trump son numerosos…  Algunos de ellos han sido muy polémicos. Por ejemplo,  como cuando sugirió que su antecesor, Barack Obama, espió sus comunicaciones o cuando amenazó claramente  al exdirector del FBI, James Comey, por supuestamente haber grabado sus reuniones con él.

Debido a que la habitual  actividad tuitera de Trump ha causado contratiempos y controversias, ha trascendido que la Casa Blanca estudia la posibilidad de poner  en manos de abogados la supervisión previa de los polémicos mensajes que el mandatario difunde regularmente,  según ha informado el  The Wall Street Journal.

El medio, citando  a varios funcionarios y asesores bajo condición de anonimato, apuntó que los abogados “decidirían si alguno (de los tuits) necesita ser ajustado o moderado”.

La idea es crear un sistema en el que los tuits “no salgan de la mente del presidente al mundo”, según uno de esos funcionarios. Es decir, se busca sin más frenar la verborrea de Trump por Twitter.  Pero ¿será posible?

Trump no es el único que ha incurrido en desatinos a través de la famosa red. Políticos de todo el mundo, artistas, periodistas y “gente de calle”, que cree que tiene que decir algo ¡ya!,  en un momento determinado, escribe los pocos caracteres  que demanda la red y publica sin pensar debidamente en  las repercusiones inmediatas de sus palabras en la “aldea global” de  Marshall McLuhan.

 

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud