Lenguaje, Twitter y WhatsApp

por el 13/08/17 at 4:28 pm

¿Cambiará la manera de escribir debido a la influencia de Twitter y de otros canales de comunicación,  como el popular  WhatsApp, que promueven el acortamiento de las palabras y crean condiciones para que se cometan  errores en la elaboración de mensajes?

Esa es una preocupación de muchas personas que seguimos atentamente el impacto de las redes sociales y de las nuevas tecnologías en la forma en que escribimos.

Justamente, Darío Villanueva, director de la Real Academia Española  desde 2014, acaba de dar una explicación sobre la materia  en el periódico El español, que luce bastante acertada, si bien habrá que esperar el paso del tiempo  para evaluar hasta qué punto estos nuevos instrumentos de comunicación impactan en la escritura.

A propósito  el académico ha declarado: “La Academia lleva funcionando 304 años y lo que hace es fijar los códigos de la lengua castellana. Así es desde su fundación. El código ortográfico es absolutamente fundamental. Y en eso, el que en este momento haya prácticas comunicativas que alteran la ortografía oficial, no va a hacer cambiar la ortografía de la Academia”.

Villanueva recordó que  cuando se implantó el telégrafo, en el siglo XIX,  los telegramas se escribían de manera rudimentaria,  economizando  palabras, pero esa práctica no  destruyó la ortografía ni la gramática de la lengua española.

A su juicio,  las prácticas  que una nueva tecnología traen consigo hacen posible  el  uso de determinadas licencias, “las cuales  sirven exclusivamente para esa situación e instrumento comunicativo”.

“Quien escribe un WhatsApp o un SMS lo hace con una dejadez, con una desinhibición que cambia cuando tiene que escribir un currículum o mandar una carta seria. Lo que se impone es la ortografía del español académico y lo mismo ocurre con la gramática y con el léxico”, agrega.

Si Villanueva tiene razón,  no tendríamos que preocuparnos por esa tendencia  a acortar las palabras, sin seguir normativa alguna, ni  a  sustituir la expresión de sensaciones y estados de ánimo  por esos emoticones que han invadido  los canales comunicativos cibernéticos.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud