El libro y la narrativa transmedia

por el 01/10/17 at 4:02 pm

Desde que irrumpió la era digital, revolucionando numerosos campos de la vida contemporánea, el futuro del libro ha estado en discusión y se la llegado a vaticinar, incluso, que en pocos años desaparecerían los volúmenes impresos, con los cuales la humanidad ha atesorado conocimientos a lo largo de siglos.

Cierto es que los libros digitales son una realidad y que los audiolibros también proliferan. Es verdad que hay una generación que no se interesa por libros impresos y se ha acostumbrado a acercarse al mundo del saber  través de formatos digitales, que se comercializan o se obtienen gratuitamente en la red.

A pesar de que en las grandes y pequeñas capitales cada año se cierran librerías, el libro análogo  no ha dejado de difundirse y   llama poderosamente la atención la cantidad de volúmenes que se publican todos los meses. Lo que ocurre en este ámbito  en República Dominicana es sintomático.  Semanalmente se hacen actos de puesta en circulación de libros y reediciones.

Es evidente que la tradición de publicar libros impresos, en papel, continuará durante mucho tiempo y  que probablemente no cese nunca.

Me parece que el libro impreso coexistirá con otros formatos y que  los escritores y cultores de la palabra seguirán legando sus saberes y creaciones.

No obstante, el desarrollo tecnológico está trazando nuevos derroteros y abriendo perspectivas antes inimaginables para el mercado editorial y la difusión.

Ya se está hablando de la narrativa transmedia, que permite que una historia se difunda a través de diferentes medios y formatos (libro, cine, cómic, televisión, videojuegos, etc.), y que en cada caso se proyecten contenidos con personalidad  propia.

A propósito el especialista Joaquín Rodríguez ha explicado en Telos, revista de pensamiento sobre comunicación, tecnología y sociedad: “Cuando todos los medios que conocíamos son susceptibles de ser digitalizados -la escritura, el cine, la música- se genera una nueva forma de hibridación, de confluencia, que a su vez genera una forma de expresión necesariamente distinta, combinada y agregada, que estamos todavía aprendiendo a construir y a descifrar”.

Esto significa que la ruta de la comunicación se está reinventando al galope del vertiginoso progreso de la arrolladora era digital.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud