Estas estrambóticas palabras

por el 26/11/17 at 5:37 pm

Con frecuencia algunas personas se sorprenden porque están asentadas en los diccionarios determinadas palabras que parecen raras, folclóricas, estrambóticas o parte del lenguaje informal, salpicado de expresiones coloquiales.

El “Diccionario del español dominicano”, publicado por la Academia ominicana de la Lengua en el 2013, es riquísimo en ese tipo de vocablos que en muchas personas provocan reacciones hilarantes.

En ese texto encontramos definiciones de términos como agarradera, abatatamiento, alagarteado, apapuchar, babosear, barbarazo, comelégamo, comerrulo, difuntear, narigonear, miérquina y otras expresiones del habla criolla.

También en el diccionario de la Real Academia Española (RAE) podemos hallar expresiones de ese tipo, que ya han sido oficialmente aprobadas por la docta institución, encargada de analizar y validar periódicamente las palabras que debe incorporar al registro, y que son partes de los aportes de las amplias y variadas comunidades de hablantes del español.

Por ejemplo, la RAE ha registrado en su diccionario la voz “apartotel”, que define como “Hotel de apartamentos”.  No obstante, en algunos letreros de nuestro país todavía podemos encontrar escrita la palabra “apartahotel”, y mucha gente usa el término para referirse a ese tipo de negocio.

El coloquialismo “amigovio”, muy usado en las calles y ambientes informales, también figura en el diccionario de la RAE, que lo define como persona “que mantiene con otra una relación de menor compromiso formal que un noviazgo”.

Hace tiempo que la academia aceptó el término güisqui, adaptación de la denominación whisky, del inglés, que en República Dominicana sigue apareciendo escrita en el idioma anglosajón en las etiquetas de la bebida.

La palabra gozadera, que nos parece tan criolla y es muy usada por nuestra gente cuando quiere decir que se va de rumba o ha disfrutado al máximo de una fiesta, también ha sido aceptada por la RAE, que la define como la “acción de gozar larga e intensamente”.

Como podemos ver, nuestro idioma español nos sorprende por su riqueza expresiva y por la capacidad que tienen sus usuarios de emplear la creatividad e inventiva para comunicarse. Sin dudas, esto es una demostración de que debemos mantenernos alertas e interesados en los cambios que se van produciendo en nuestras maneras de hablar y escribir.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud