Cuando a la República Dominicana llegó el hielo

por el 01/01/18 at 11:45 am

El hielo, producto que forma parte de la cotidianidad y contribuye a que la vida de la población sea más agradable, empezó a ser consumido en la República Dominicana a finales del siglo XIX, en el gobierno de Cesáreo Guillermo, en una etapa de mucha inestabilidad política y económica.

En su conocida obra “Lengua y folklore en Santo Domingo”, el fecundo investigador e historiador Emilio Rodríguez Demorizi  se refiere a esta novedad que debió causar revuelo en la atrasada sociedad de entonces, y recuerda que las bebidas frías se empezaron a consumir en la república  en  1879, cuando se iniciaron las importaciones de hielo desde New York.

Relata que un aviso publicado en el periódico El Eco de la Opinión, del 25 de julio del mencionado año,  decía: “HIELO!!!   HIELO!!!  HIELO!!”

“En el establecimiento del Sor. Donato Salvucio, en la plaza del Mercado, se encuentra hielo a todas horas al ínfimo precio de: 5 CENTAVOS LIBRA”, agregaba el anuncio.

Además, agregaba: “Los amantes de las bebidas frescas comenzarán desde ahora a satisfacer su gusto”.

El aviso concluía indicando: “Tiene hielo para todo el mes hasta la vuelta del vapor Santo Domingo”.

Sin embargo, fue tardía la llegada a tierras criollas del producto destinado a refrescar, a deleitar y a mejorar la conservación de los alimentos.

Se sabe que en la antigüedad los romanos buscaban el producto en las montañas nevadas y existen datos de las llamadas “casas de hielo” sobre el año 400 antes de Cristo. Además, en el Renacimiento su uso  era frecuente en áreas de Europa.

Se ha documentado que antes de que llegara a Santo Domingo el producto fue importado desde Estados Unidos a la caribeña Martinica, por el entusiasta empresario Frederic Tudor, quien no logró aceptación en la isla, pero consiguió popularizar los cubitos  en Estados Unidos y fue conocido como el Rey del Hielo.

Volviendo a la República Dominicana de finales del siglo XIX, no era la primera vez que, en la inestable nación sacudida por  revoluciones y cambios de gobiernos, se intentara vender hielo, pues el 17 de abril de 1863  Pablo Paz del Castillo, político venezolano radicado en el país, solicitó permiso para introducir “nieve”, según cuenta Demorizi.

Refrescos y otras bebidas

Los primeros vinos fueron traídos por los españoles a la antigua La Española, en la etapa del descubrimiento y la conquista. Sin embargo, en las tierras precolombinas ya reinaba el mabí de los taínos, bebida refrescante que sigue consumiéndose en el territorio nacional.

En el periodo del gobernador Nicolás de Ovando existió en la villa de Santo Domingo una conocida taberna llamada Pie de Palo y una casa de mujeres públicas, donde se vendían vinos y licores.

Demorizi asegura que en 1879 en el terruño se ofertaban alcoholes franceses y españoles, anisados de Mallorca, vinos de Oporto, Jerez de Málaga, cerveza Porter y ginebra de Holanda.

En el año 1880, en los gobiernos de Gregorio Luperón y Fernando Arturo de Meriño “se tomaban aquí la limonada gaseosa y el agua de soda”, escribió Demorizi.

Algunos años después fue introducida en Sánchez, por José V. Demorizi, la primera fábrica de gaseosas y se producían distintos tipos, como las de limón, frambuesa, vainilla y soda amarga.

En ese período varios rones alcanzaron fama como el Paulino, de Baní, y   El Beltrán, de Santiago. También surgieron otros que han transcendido hasta este siglo XXI como productos de gran demanda, entre los que se encuentran el Brugal, el Bermúdez, el Carrión y el Barceló.

La investigadora Ruth Torres Agudo, en su tesis doctoral titulada “Élites y grupos de poder: Los hacendados de Santo Domingo (1750-1795)”, presentada en el 2008 en la Universidad de Salamanca, en España, explicó que en el siglo XVIII acaudalados de la colonia española libaban vinos de Burdeos, Grenoble y Jerez y aguardiente de Orleans, lo que ahora podría parecer un lujo en aquellos remotos años en los que como ahora coexistían la opulencia y la pobreza.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud