El terrorismo sexual

por el 22/01/18 at 12:17 pm

Parece exagerado decir que existe un terrorismo sexual, pero los hechos cotidianos muestran sus efectos letales en este país y en el resto del mundo.
Abundan las noticias sobre asesinatos, acosos y agresiones sexuales, porque alguien se obsesiona con la posesión de la otra persona y no acepta un no por respuesta y entonces ataca sin piedad.
La expresión “terrorismo sexual” se ajusta a lo que sucede entre muchos seres humanos que pierden la vida o son agredidos, pues no logran dirimir sus diferencias sobre un tema tan importante como la forma en que nos relacionados en el plano pasional.
La famosa actriz Natalie Portman, uno de los rostros más visibles de la plataforma contra el acoso y la discriminación Time’s Up, ha contado que a los trece años vivió un ambiente de terrorismo sexual en el idealizado Hollywood, meca del cine internacional y escenario de muchos escándalos relacionados con la temática.
La oscarizada artista contó que cuando se estrenó la cinta Leon, el profesional, recibió la primera carta de un fan, que le narraba su “fantasía” de violarla y que los críticos de cine hablaban de sus “pechos incipientes” en sus reseñas.
“Entendí, muy rápido, aunque tuviese 13 años, que sí quería expresarme por mí misma estaría poco segura y los hombres se verían con el derecho a discutir y cosificar mi cuerpo, pese a no estar cómoda con ello”, dijo.
Fruto de esas situaciones, la intérprete llegó a modificar su comportamiento, a rechazar papeles que incluían besos y a enfatizar su lado “intelectual y serio”. Portman denunció que tuvo que construir una reputación basada en una moral “mojigata, conservadora, nerd y seria” para poder sentir que su “cuerpo estaba a salvo” y que el gremio, en consecuencia, “la escucharía”.
No hay que ser actriz para haber vivido experiencias parecidas. Muchas mujeres, hombres y menores de edad tienen testimonios sobre la escabrosa materia, y por eso no se exagera cuando se habla de ese terrorismo sexual prevaleciente en ciertas relaciones humanas.
Se trata de una terrible realidad que hay que cambiar y para lo que se requiere más educación y la promoción del respeto a las decisiones de los demás en un territorio en que deben regir el amor o el deseo y jamás el terror.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud