Motes de la fauna: del “Big Papi” al “León”

por el 28/01/18 at 7:27 pm

Esa costumbre de endilgarles motes a políticos y otros personajes públicos procede de antaño y se practica mucho en la cultura dominicana, manifestándose en la cotidianidad y en los medios de comunicación.

Personas de gran proyección social son nombradas con singulares apodos, lo que también ha ocurrido en el pasado y en otros países, como en España, donde al cantante Raphael le endosaron el sobrenombre de “El Niño de Linares”, y en México denominaban al fallecido intérprete y compositor Juan Gabriel “El Divo de Juárez”.

En el libro “Lengua y folklore de Santo Domingo”, el historiador Emilio Rodríguez Demorizi recordaba que los motes “han corrido aquí como yerba ponzoñosa, desde los tiempos de la Colonia”.

En esa lejana a etapa, evoca, llamaban al gobernador Carlos de Urrutia Montoya y Matos James como “Don José Conuco”.

En tiempos de la primera república, a Buenaventura Báez lo citaban como “Pan Sobado” y Pedro Santana era el  “General de Rompe y Raja”.

En el siglo XX, al expresidente Juan Bosch, fundador del Partido de la Liberación Dominicana, lo nombraban en vida como “El Ovejo” y el ajusticiado dictador Rafael Leónidas Trujillo era “El Chivo”. Incluso la novela más famosa sobre su dictadura se titula “La fiesta del Chivo” y fue escrita por el  escritor Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura 2010.

El expresidente Hipólito Mejía es conocido  como “El Guapo de Guarabo” y el exmandatario Leonel Fernández es todavía  “El León”. Además, al fenecido presidente Antonio Guzmán lo llamaban “Mano de Piedra”, y a Joaquín Balaguer,  “Elito”  y “Muñequito de Papel”.

En el ambiente artístico popular y en los deportes es frecuente que a sus estrellas les atribuyan coloridos sobrenombres.

La práctica de usar alias es tan recurrente y popular  que el comediante Felipe Polanco, además conocido como “Boruga”, grabó un merengue precisamente sobre los apodos.

El merenguero Fernando Villalona no ha dejado de ser “El Mayimbe”, el cantante Sergio Vargas es “El negrito de Villa”, y Anthony Santos  se mantiene como  “El Mayimbe de la Bachata”. La fenecida baladista  Sonia Silvestre era “La Peligrosa” y Fefita La Grande, cuyo verdadero nombre es Manuela Josefa Cabrera, aunque pocos lo saben,  es conocida  también  como “La Vieja Fefa”.

La célebre cantante, actriz y bailarina  Jeniffer López  es “La Diva del Bronx” o  “Jlo”,  y a  su actual  pareja, el  expelotero Alex Rodríguez”,  le llaman “ARod” por todo el mundo. 

Peloteros y otras figuras de los deportes  llevan sus motes con donaire, como es el caso de Vladimir Guerrero, conocido como  “La Tormenta de don Gregorio”;   Felipe Alou, “El Panqué de Haina”;  Pedro Guerrero, “La Negra Pola”; Pedro Martínez, “Pedro el Grande”;   El pelotero David Ortiz, el “Big Papi”;  Juan Marichal,  “El Monstruo de la Laguna Verde”; Teodoro Martínez, “La Tilapia”; y Víctor Ramírez,  “El Orgullo de Nibaje”.

Igualmente, les endosaron seudónimos a José Oliva, “La Liguita”; a Héctor Cruz, “La Manta; a Nelson Norman, “La Araña”; a Miguel Diloné, “La Saeta”; a Luis Polonia, “La Hormiga Atómica”;  y a  Winston Llenas,  “El Chilote”.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud