El liderazgo irresponsable

por el 06/06/18 at 11:40 am

En estos tiempos posmodernos se habla bastante sobre la importancia de que el liderazgo ejercido en los ámbitos públicos y privados sea esencialmente responsable, comprometido de manera auténtica con el avance de los  pueblos o de sus diversos sectores.

Muy bien. Todos quisiéramos ver eso y disfrutar de sus beneficios. No obstante, la realidad es que gente que encarna determinados liderazgos no da muestras de que actúa de manera responsable.

Los despropósitos tristemente cosechados no son resultados de conductas propias de estos tiempos. Aquello viene de antaño.  Por ejemplo, si fuésemos a centrarnos en lo que ocurre y ha sucedido en la República Dominicana tendríamos que hacer un larguísimo inventario.  Desde que la isla La Española fue descubierta por Cristóbal Colón en el 1492, han quedado rastros de los tremendos desbarres en que han incurrido figuras cimeras del poder.

De los tiempos coloniales tendríamos que inventariar los desmadres de Colón, Nicolás de Ovando y otras autoridades de la época, responsables de los inmisericordes abusos a que sometieron a la población indígena, finalmente diezmada a causa de la barbarie.

Los desatinos siguieron en los siguientes siglos, y uno de los más notables fueron las tratativas del dictador Ulises Hereaux  con un  grupo de capitalistas neoyorquinos organizados en la Santo Domingo Improvement Company, que causaron enormes perjuicios económicos a la República Dominicana de la época.

En la muy analizada “Era” de Trujillo, las manifestaciones del ejercicio irresponsable del liderazgo más encumbrado fueron abundantes, al punto de que una caterva de dominicanos se envalentonó y armó el complot que culminó con el ajusticiamiento del sátrapa el 30 de mayo de 1961. No obstante, la gesta no trajo la felicidad anhelada.

En los siguientes años, y pese a las lecciones que debió dejar en  los dominicanos y en sus políticos la larga dictadura de Rafael L. Trujillo, los gobernantes sucesivos no se han cuidado y la mayoría de ellos ha legado  una penosa estela de errores políticos y administrativos, en perjuicio del pueblo, que todavía espera la gestión de un presidente que refleje en sus actuaciones honestidad a toda prueba y un real compromiso con el progreso.

mpereyra@diariolibre.com

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud